Justicia para el Dr. Richard Matthew Stallman
#tolerancia #rms #softwarelibre #gnu #restaurarlaverdad #librepensamiento #libertad

Índice

1. Introducción

El Dr. Richard Stallman hablando ante un micrófono

Figura 1: Dr. Richard Stallman exponiendo en Atenas «Una sociedad digital libre»—fotografía de Dkoukoul (contribuidor de Wikimedia Commons), usada según CC-BY-SA-4.0), escalada del original)

El doctor Richard Matthew Stallman (nacido el 16 de marzo de 1953), conocido por sus iniciales rms (ocasionalmente en mayúsculas RMS) es un informático estadounidense, programador, filósofo, activista del movimiento del software libre y hacker ético. El fue pionero en la campaña para que el software se distribuya de forma que sus usuarios reciban las libertades fundamentales de uso, estudio, distribución y modificación. El software que respeta estas cuatro libertades se denomina software libre.

Stallman lanzó el trascendental proyecto GNU (frecuentemente llamado inexactamente Linux por sinécdoque1), fundó FSF, desarrolló GCC, GDB y el editor de texto extensible GNU Emacs. Por el desarrollo de GCC y Emacs ganó el premio ACM Software System Award y el premio ACM Grace Murray Hopper Award, respectivamente.

Al escribir la GPL, Stallman fue pionero en el concepto de copyleft, que garantiza las libertades fundamentales a los usuarios finales del software y otras obras creativas e intelectuales.

Stallman empleó sus grandes habilidades para hacer campaña por la libertad del software y los derechos digitales (especialmente la privacidad) y desarrolló software libre mientras vivía una vida modesta, cuando sus compañeros informáticos acumulaban enormes riquezas. Él ha estado predicando la libertad del software y los derechos digitales desde principios de la década de 1970 y se adhiere estrictamente a este código moral2.

Desde al menos septiembre de 2019, Richard Stallman ha sido objeto de una campaña de difamación en Internet que le forzó a dimitir de su cargo en MIT e incluso de FSF que fundó y lideró—dimitió como presidente y como miembro del consejo directivo3. En el segundo día (21 de marzo) de LibrePlanet 2021, 18 meses después de su dimisión, Stallman anunció que volvía al consejo directivo de FSF (no como presidente). Esto ha reavivado la polémica.

La campaña está motivada por malinterpretaciones, desproporcionalidad e intolerancia.

2. Malinterpretaciones

En septiembre de 2019, se envió un mensaje de correo electrónico a una lista de correo de MIT pidiendo una protesta por las donaciones que Jeffrey Epstein4 hizo a la universidad3. Stallman se opuso entonces a la redacción usada para describir la protesta telemática. Él es conocido por insistir en la corrección terminológica6. Su objeción era que su amigo fallecido Marvin Minsky7 no debía ser acusado de haber agredido sexualmente a una de las víctimas de Epstein. Stallman argumentó que el término agresión sexual [ traducción libre de sexually assaulting ] facilitaba la inflación de la acusación, y que la crítica debería usar términos más precisos.8

El hilo de correo electrónico fue malinterpretado, filtrado a la prensa y se hicieron las siguientes dos falsas acusaciones contra Stallman:

2.1. Stallman como defensor de Epstein

Al menos dos grandes sitios web publicaron artículos acusando a Stallman de defender a Epstein. Los sitios web no presentaron ningún argumento convincente para la acusación, sólo severas citas erróneas. En realidad, en abril de 2019 había llamado a Epstein un «violador en serie»3 que obtuvo un acuerdo de culpabilidad «extremadamente indulgente» de hecho, «tan indulgente que era ilegal». Stallman se preguntó entonces «si esto hace posible volver a condenarlo a una pena de prisión más larga».

2.2. Stallman como culpador de víctimas

Varios grandes sitios web publicaron artículos acusando a Stallman de argumentar que la víctima de Epstein fue «totalmente voluntaria», en un grave fallo de comprensión lectora.

En realidad, respecto a Virginia Giuffre (la víctima de Epstein sobre la que Stallman escribió), él escribió el «escenario más plausible» fue que «ella se presentó a él [Marvin Minsky] como totalmente voluntaria» [mi énfasis] incluso cuando realmente estaba bajo coacción de Epstein, porque el traficante «tenía todas las razones para decirle a ella que lo ocultara»3. Luego, en su segundo correo electrónico de esa misma discusión, Stallman escribió «dadas las circunstancias, eso implica que fue coaccionada por Epstein» [mi énfasis]. Unos párrafos después reiteró3:

Sabemos que Giuffre estaba siendo coaccionada para tener sexo—por Epstein. Ella estaba siendo perjudicada. Pero los detalles afectan a si, y hasta qué punto, Minsky fue responsable de eso.

[traducción9 y énfasis mío]

Por tanto, Stallman escribió repetidamente que la chica fue víctima de coacción para tener sexo. Simplemente no vio evidencia de que Marvin Minsky supiera de la coacción. Stallman suponía que Minsky no tenía que ser responsable. No suponía que la víctima tenía que ser realmente voluntaria.

2.2.1. Pobre comprensión de las dinámicas de poder en las relaciones sexuales

¿Era realista la hipótesis de Stallman? Un hombre de la edad de Minsky podría haber sospechado que algo andaba mal en esa situación, aunque la joven intentara ocultar la coacción, e incluso en esa época—antes de que las atrocidades sexuales de Epstein se conocieran públicamente. Pero entonces, la acusación plausible contra Stallman sería la de carecer de comprensión razonable de las dinámicas de poder en las relaciones sexuales y de hacer involuntariamente comentarios insensibles e inoportunos que podrían afectar a las víctimas de delitos sexuales. No argumentó que la víctima de Epstein fuera realmente «totalmente voluntaria».

3. Opiniones políticas sobre sexo y aborto en su sitio web personal

Parte de la historia es que el sitio web personal de Stallman (que recoge sus opiniones personales y está claramente separado de FSF, GNU y MIT) tiene algunas opiniones políticas sobre sexo, aborto y otros temas relacionados que son ampliamente vistos como problemáticas. Por ejemplo, en una nota de 2003, escribió, «Creo que todo el mundo de 14 años o más debería participar en relaciones sexuales, aunque no indiscriminadamente. (Algunas personas están preparadas antes.)» En 2006, expresó escepticismo sobre la afirmación que «la pedofilia voluntaria» perjudicaba a los niños.

Me opongo a varias de las opiniones de Stallman sobre sexo, aborto y temas relacionados; a algunas de ellas me opongo fuertemente (véase la sección 7). Sin embargo, tras conversaciones personales en los últimos años, Stallman cambió de opinión y publicó la retractación de sus anteriores opiniones sobre la tolerancia del sexo entre adultos y niños. Hay pruebas de que ya había cambiado de opinión el 30 de junio de 2016. En esa fecha, un editor de Wikipedia que había escrito a Stallman informó que, según su respuesta, sus opiniones ya habían cambiado significativamente.

Los detractores también han juzgado la sugerencia de Stallman de mejorar los pronombres de género neutro como transfóbica. Realmente no veo transfobia en esto. Su sugerencia es claramente de género neutro, y sus oponentes no especifican el problema con esto aparte de afirmar que es incorrecta.

Stallman sólo discrepa sobre la mejor manera de cambiar el lenguaje para que sea más género neutral, pero está de acuerdo en que es necesario. Apoya claramente la neutralidad de género y, de hecho, le dedica tiempo y esfuerzo. Su discrepancia sobre la mejor manera de hacerlo es coherente con su conocida demanda de corrección y precisión terminológica6. Frecuentemente escribe en defensa del movimiento transgénero10. Leah Rowe, líder transgénero de Libreboot, apoya a Stallman firmemente.

4. Opinión política sobre sexo no forzado con personas de 17 años

Uno de los correos electrónicos de Stallman filtrados en 2019 aún sugería que el sexo no forzado entre una persona adulta y una persona de 17 años no debe ser igualado a «violación». Al juzgar esa opinión, hay que considerar el contexto mundial, y que Stallman estaba argumentando la corrección terminológica.

Para el contexto mundial, mira a Unión Europea y Brasil. Según datos de 24 de abril de 201811 de la FRA, Austria, Bulgaria, Estonia, Alemania, Hungría, Italia y Portugal establecen la edad de consentimiento en 14 años (así como Brasil) y en sólo un Estado miembro (Malta) es superior a 17 años. En este contexto, aunque me opongo al sexo con niños o jóvenes adolescentes, juzgo como perfectamente aceptable la opinión política12 de que 17 años debería ser suficiente para consentir legalmente tener sexo.

Subrayo la palabra legalmente. Legalidad, moralidad y aceptabilidad social son conceptos diferentes. Uno puede juzgar que tener sexo casual entre un hombre mayor y una joven de 17 años es gravemente inmoral pero no constituye delito.

E incluso las personas que apoyan los 18 años como edad legal de consentimiento podrían estar de acuerdo en que tener sexo no forzado con una persona de 17 años es significativamente diferente y mucho menos grave que tener sexo forzado. Por tanto, debería ser descrito con un término específico y no simplemente «violación»—el término que Stallman objetó. Él es conocido por insistir en la corrección terminológica, que es especialmente importante cuando se acusa a alguien de un delito grave. Si alguien es acusado de hacer X, es injusto hacer pensar a los demás que la acusación es Y cuando Y es significativamente diferente y mucho peor que X.

5. Incomodidad para las mujeres

Los detractores de Stallman han publicado relatos de mujeres que se sintieron incómodas con él. Algunos de esos relatos son viejas bromas y malinterpretaciones; otros han sido reparados.

Los detractores de Stallman le acusan de misoginia. Sin embargo, considerando todo en contexto y buena fe, la imagen global es la de un hombre excéntrico con pobre habilidad social pero no misoginia—y, tras años de esfuerzo, incluso su habilidad social ha mejorado.

6. Tormenta perfecta

Existe un fuerte movimiento para combatir ciertas formas de marginación como la cosificación de las mujeres, como el acoso sexual y el tráfico sexual, incluyendo la aparente complicidad de MIT con los crímenes de Epstein, así como el racismo sistémico. Es buena idea luchar contra estas injusticias y de hecho debería haberse hecho mucho antes. Sin embargo, crea emociones fuertes que pueden perjudicar a personas inocentes o infligir castigo desproporcionado a quienes son acusados de mala conducta. Es sabio tener cuidado contra ese peligro.

Es cierto que Stallman ha expresado en ocasiones algunas opiniones controvertidas sobre temas delicados, frecuentemente como resultado de cuestionar el status quo. ¿Puede eso justificar el actual festival de odio?

7. Tolerancia y mente abierta

No pido al lector que esté de acuerdo con todas las opiniones de Stallman. De hecho, soy un católico casado, ortodoxo y devoto que apoya la castidad y la moralidad cristiana—dentro de una visión del mundo coherente y razonablemente tolerante inspirada en el fenomenal Papa Francisco. Me opongo a varios de los puntos de vista de Stallman sobre sexo, aborto y temas relacionados; a algunos de ellos me opongo fuertemente.

Sin embargo, apoyo la tolerancia y la mente abierta—«examinadlo todo y quedaos con lo bueno» (1 Tesalonicenses 5:21). Uno aprende mucho de las posturas de Stallman sobre libertades civiles, privacidad, ecologismo, justicia económica y social, y política, especialmente libertad del software y derechos digitales. Esto es análogo a como me opongo a la intolerancia y la violencia injusta de la Revolución Francesa pero apoyo la debida separación de Iglesia y Estado y el sistema métrico.

7.1. Libertad de expresión y tabú

Frecuentemente se argumenta que «la libertad de expresión no es libre de consecuencias». Según ese argumento, la libertad de expresión sólo impide la censura del Estado, mientras que las personas y las organizaciones privadas pueden castigar opiniones tabú según quieran.

Hasta cierto punto, ese argumento es válido. El gran poder coercitivo del Estado debe ser cuidadosamente limitado, mientras que las personas y las organizaciones privadas tienen libertad de asociación. De hecho, las personas y las organizaciones no eligen libremente si quieren estar bajo la jurisdicción del Estado y, por tanto, la sociedad se enfrenta al gran peligro de que el Estado se convierta en opresivo y atropelle los derechos y las libertades. Incluso los gobiernos elegidos pueden convertirse en opresivos, debido a peligros como la tiranía de la mayoría. Por otro lado, las personas eligen si quieren asociarse con (otras) personas y organizaciones privadas. Si una persona u organización privada se vuelve opresiva, puede evitarse. Por tanto, según el argumento, las personas y las organizaciones privadas pueden castigar arbitrariamente comportamientos no deseados e incluso opiniones tabú con acciones como boicots y presionar para dimitir.

Eso es cierto, pero sólo hasta cierto punto. Una sociedad libre y liberal necesita no sólo límites a la coerción del Estado, sino también una cultura de tolerancia imperante. La exclusión social es un gran poder y, si se ejerce injustamente, puede causar gran injusticia. Los legisladores han determinado incluso necesario criminalizar algunas formas de exclusión social injusta por personas y organizaciones privadas. Por ejemplo, la legislación estadounidense prohíbe ciertas formas de exclusión social discriminatoria respecto a la venta, el alquiler y la financiación de viviendas.

Aunque algunas formas de exclusión social injusta ya han sido criminalizadas, es ingenuo pensar que la exclusión social intolerante, desproporcionada o imprudente es un problema resuelto. La creencia de que todas las formas de rechazo legalmente permitidas son justas se basa en la asunción de que el Estado ya ha criminalizado todas las injustas. El Estado, sin embargo, no puede criminalizar todos los errores—si lo hiciera, podría ser totalitario. Por justicia y coherencia, no hago campaña para que todos los detractores de Stallman sean castigados13. En su lugar, contrarresto su perniciosa campaña (insensata y iliberal) contraargumentando sus argumentos.

La exclusión social basada en opiniones políticas personales ajenas a (y sin relación con) el trabajo de la persona es frecuentemente contraproducente para una sociedad libre. En general, la sociedad debe contrarrestar las opiniones no deseadas contraargumentando sus argumentos o (cuando sea apropiado) con duras reprimendas. Las campañas para castigar severamente al orador deben reservarse para unos pocos casos delimitados como apología del fascismo o denigración de subordinados basándose en sexo, raza u orientación sexual por un titular de poder institucional.

Si la sociedad se acostumbra a castigar severamente las opiniones políticas tabúes no relacionadas con el trabajo del orador—e incluso después de retractarse de lo más escandaloso—entonces ¿qué ocurre cuando, en un tema determinado, la ortodoxia ocurre está equivocada? ¿Cómo podemos tener un debate honesto, buscar la verdad y realizar una reforma social? ¿Qué ocurre con la libertad de investigación?

No soy un absolutista de la libertad de expresión, pero entiendo la censura—especialmente de ideas políticas, filosóficas o religiosas—como un acto violento (incluso si es hecha por la sociedad civil) con graves consecuencias a largo plazo. Las quejas deben ser escuchadas.

De hecho, según Suzanne Nossel (directora general de PEN America y directora ejecutiva de Amnistía Internacional de Estados Unidos de América), pide a las instituciones que restrinjan la apropiación del discurso y «ellas, en general, desplegarán esa prerrogativa auto-servicial para suprimir a los críticos.» Añade:14

Las demandas reflexivas para castigar las posturas críticas desaniman a las personas a interesarse en los tipos de disidencia y deliberación que mantienen una sociedad dinámica y evitan que las ortodoxias rígidas se fortalezcan. […] A lo largo de la historia de Estados Unidos de América y en todo el planeta en lugares como China, Turquía e Irán, los disidentes, las minorías y los críticos al gobierno han sido los más vulnerables en ausencia de una sólida protección de la libertad de expresión.

7.2. Quién se opone a la censura de la corrección política y a la cultura de la cancelación

Algunas personas desacreditan la reivindicación de la libertad de expresión como un mensaje racista en código«. Yascha Mounk en The Atlantic refutó esa hipótesis15, 2 mediante un estudio basado en una encuesta representativa a escala nacional con 8.000 encuestados, 30 entrevistas de una hora, y seis grupos de debate realizados entre diciembre de 2017 y septiembre de

  1. Se encontró que los activistas de la cultura de la cancelación,

aunque son extremadamente ruidosos, son una pequeña minoría. De hecho, el 80% de todos los encuestados, y el 79% de los menores de 24 años, creían que «la corrección política es un problema en nuestro país».

Entre los encuestados blancos, el 79% compartía ese sentimiento. Fueron los asiáticos (82%), los hispanos (87%) y los indios americanos (88%) quienes más se opusieron a la corrección política. También se opusieron el 75% de los afroamericanos. Eso significa que una gran mayoría de los supuestos beneficiarios de la corrección política realmente lo entienden como un problema; y eso es sólo 4 puntos porcentuales por debajo del 79% de los blancos.

Al mismo tiempo, el 82% de los estadounidenses (y yo) juzgaron el discurso del odio como un problema. Por tanto, las estadísticas sugieren que la mayoría de los estadounidenses comparten la postura matizada de Nadine Strossen—la feminista, profesora de derecho y activista de los derechos civiles que fue la primera mujer presidente de ACLU—que el discurso de odio (real o aparente) debe combatirse con discurso, no con censura2.

8. Evaluación justa y proporcional

Tampoco pido al lector que pase por alto los errores de Stallman—es decir, aquellos que son reales y corroborados, ya que la campaña de difamación en Internet presenta muchas habladurías, rumores y medias verdades, especialmente en las redes sociales. Sin embargo, la evaluación de una persona debe basarse en una interpretación precisa de pruebas sólidas contextuales. Por ejemplo, la campaña difamatoria presenta la foto de un cartel en la puerta de su oficina CSAIL en MIT que dice «RICHARD STALLMAN—CABALLERO DE LA JUSTICIA (TAMBIÉN: DAMAS CALIENTES)». Resulta que alguien escribió eso como una broma y Stallman lo quitó, pero no antes de que alguien tomara una foto.16

La campaña de difamación exagera sus errores, da crédito y difunde acusaciones falsas y no corroboradas (incluso bromas) y omite las pruebas, los testimonios y las circunstancias favorables. Incluso un juicio con jurado (con el debido proceso) puede dar un veredicto injusto si está contaminado por una campaña de difamación. Esto es aún más intenso cuando el linchamiento mediático reemplaza el debido proceso.

Considerando solo las pruebas sólidas en su contexto, ¿es proporcionado destituir permanentemente a Stallman de todos los puestos de liderazgo, como exigen sus detractores? Stallman no ha forzado a nadie. Invitar a una mujer a salir es normal para un hombre soltero. Su error podría haber sido invitar a mujeres a salir de una manera que, sin quererlo, las hiciera sentirse incómodas, y expresar, en su sitio web personal, opiniones políticas controvertidas sobre temas que no son su fuerte—y se retractó de lo más escandaloso.

Como respuesta, ya ha sido cruelmente humillado en Internet, perdió su puesto en MIT, perdió la presidencia de FSF y pasó 18 meses fuera de la junta directiva. ¿Aún es necesario que sea destituido permanentemente incluso de la junta, como exigen sus detractores? ¿Qué sucedió con la proporcionalidad? ¿Una persona que se equivoca debe ser excluida permanentemente del movimiento que ella misma fundó?

El festival de odio en las redes sociales es tan fuerte que algunas personas allí exigieron incluso que los asociados a Stallman en FSF—y las personas que lo defienden—reciban el mismo destino. Esta era una característica común en la Edad Media—quienes defienden a un objetivo se convierten en objetivos en sí mismos.

Si crees que Richard Stallman debe ser tratado con justicia, entonces firma la petición «Una carta abierta en apoyo de Richard M. Stallman». También difunde la palabra: comparte https://stallmansupport.org o comparte este artículo.

9. Ver también

10. Se busca ayuda

Esta causa necesita ayuda—publicidad, traducción (puedo ayudar con marcado Org Mode), SEO, consejos, críticas, mejoras textuales. Incluso simplemente compartir (por favor comparte en muchas redes sociales) ayuda.

Para compartir en Mastodon, diaspora*, GNU Social y Friendica, recomiendo simplemente compartir/apoyar mis publicaciones existentes allí (ver abajo mis perfiles). Si tiene una cuenta de Twitter, puede difundir esta publicación. Para otras redes sociales he proporcionado ejemplos de publicación (en Markdown), publicación breve (≤ 500 caracteres, texto simple) y publicación muy breve (≤ 280 caracteres, texto simple). Para usar la publicación en Markdown, por favor obtenga el código fuente Markdown que proporciono y previsualícelo en la red social objetivo—si no admite Markdown, entonces podrías arreglar el formato (puedo ayudar). Otra contribución sencilla y eficaz es añadir https://stallmansupport.org (y quizás también https://jorgemorais.gitlab.io/justice-for-rms/index.es.html) a tu firma de correo electrónico, perfiles de redes sociales, etc.

Se puede contactar conmigo vía XMPP/Jabber, correo electrónico (nombre de usuario «jorge+git» en el dominio disroot PUNTO o r g), Mastodon (@Jorge@mamot.fr), diaspora* (jorgemorais@diaspora-fr.org), GNU Social (jorge@bluex.im) y Friendica (jorge@squeet.me). También son bienvenidas las cuestiones, parches, solicitudes de fusión18 y consejos.

11. Palabras finales

11.1. Atribución, agradecimientos y copyleft

He basado este ensayo en:

La imagen de rms es de Dkoukoul, contribuidor de Wikimedia Commons (escalada del original).

Agradezco a todos los que contribuyeron a este artículo—difundiendo, revisando y sugiriendo mejoras. En particular, Alexis Puente Montiel (correo electrónico: nombre de usuario «alexis» en el dominio xt3 PUNTO i t) contribuyó con la traducción al español y varios sugerencias, y miembros de la sala XMPP <xmpp:usuarios-gnu@salas.suchat.org?join>, especialmente silvinaslc‎, revisó y contribuyeron con muchas sugerencias.

Condiciones de uso: Publico este ensayo con la licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-SA 4.0). El código y los archivos de configuración que escribí están con la Licencia Pública General GNU versión 3 o posterior (GPL-3.0-or-later). Los archivos incluidos que están no modificados o sólo trivialmente modificados (frecuentemente por añadir comentarios LibreJS y REUSE) están con su licencia original—todas compatibles con GPL-3.0—incluido textlint-rule-terminology--Jorge_terms.json, trivialmente modificado del original con licencia MIT.

Nota al pie de página:

1

El sistema operativo (SO) totalmente libre GNU suele usarse junto con el núcleo Linux, combinación llamada GNU/Linux, frecuentemente llamada inexactamente sólo Linux por sinécdoque.

4

Jeffrey Edward Epstein (20 de enero de 1953 – 10 de agosto de 2019), un multimillonario traficante de mujeres (muchas menores de edad) para fines sexuales. Desarrolló un círculo social elitista y consiguió mujeres y menores de edad que fueron abusadas sexualmente por él y algunos de esos contactos. Eludió la justicia durante muchos años.5

5

The Jeffrey Epstein Investigation Continues After His Death. Here’s Who Else Could Be Investigated (Time magazine; en ingles; publicado el 14 de agosto de 2019, actualizado el 15 de agosto de 2019)

7

Marvin Lee Minsky (9 de agosto de 1927 – 24 de enero de 2016), pionero de la inteligencia artificial y amigo de Stallman. El primer mensaje del hilo acusa a Minsky de agresión sexual a una de las víctimas de Epstein. Los antecedentes y la discusión pueden encontrarse en En apoyo de Richard Stallman - Explicación de los acontecimientos que condujeron a la dimisión de Richard Stallman - Antecedentes.

8

Ya lo había argumentado antes—véase la entrada agresión sexual en el Anti-Glosario de su sitio web personal.

9

El original en ingles: «We know that Giuffre was being coerced into sex—by Epstein. She was being harmed. But the details do affect whether, and to what extent, Minsky was responsible for that.» [énfasis mío]

10

Una pequeña muestra de sus publicaciones sobre el movimiento transgénero:

12

No tengo ninguna convicción sobre el mérito—si 17 años debería ser edad suficiente— porque no he estudiado las teorías aplicables, la doctrina legal, la legislación y la jurisprudencia. Mi punto es que argumentar en ese sentido debería ser permitido.

13

En el caso de los periodistas profesionales que tergiversaron las palabras de Stallman de manera tan atroz que es difícil creer que los errores fueron honestos, una demanda puede ser razonable. En muchas jurisdicciones, escribir mentiras para exponer una persona al odio, desprecio o ridículo público, para beneficiarse (clics de personas enfandadas), es procesable judicialmente. Aunque no soy abogado.

14

Traducción libre de extractos de La censura de ’la cultura de la cancelación’ puede ser finalmente lo más peligroso para los defensores de la justicia social---Suzanne Nossel en Common Dreams; en ingles; publicado originalmente el martes 4 de agosto de 2020 en NBC News / Think Blog

18

El sitio web es https://gitlab.com/jorgemorais/justice-for-rms. Si no tiene una cuenta de gitlab.com y no puede crear una por el lamentable JavaScript privativo reCAPTCHA que es actualmente exigido, aún puede enviar parches o sugerencias vía correo electrónico o redes sociales libres (sección 10). Acepto sugerencias de otro proveedor de alojamiento (software libre) más ético. Debería ser razonablemente barato—el real brasileño está muy devaluado frente al dólar estadounidense y al euro.

19

Esta recopilación del hilo de correo electrónico es consultable y más completa, organizada y concisa que la publicada por Vice.

Autor: Jorge P. de Morais Neto

Created: 2021-06-15 ter 16:45

Validate